portada

Hoy en Web Conversion Master, tenemos el placer de contar con Ruth Raventós, co-fundadora de Nelio Software, quien nos va a explicar qué son los test A/B para páginas web y cómo realizar test A/B para una página web con poco tráfico. Si quieres aprender de su experiencia y empaparte de todo lo que tiene que ver con la optimización de páginas web, éste es tu artículo. ¡Entra y empieza a testear!

 

El éxito de una página web se consigue mediante la optimización de su conversión final. Es decir, las webs más exitosas son aquellas que son capaces de atraer, motivar, inspirar y fidelizar a usuarios o clientes potenciales. En definitiva, se trata de conseguir alcanzar el objetivo que nos hayamos propuesto satisfacer. Este objetivo puede ser, quizás, vender el mayor número de productos al mayor número de clientes, o, por ejemplo, conseguir que el máximo número de visitantes se suscriban a un servicio o a nuestro blog.

Antes este reto, las preguntas que nos surgen son: ¿Cómo podemos entender qué hacen los usuarios en nuestra web? ¿Podemos analizar cuántos compran? ¿Cuántos se van? ¿Cómo puedo mejorar mi web? ¿Cómo consigo más?

Si estáis familiarizados con el mundo del comercio electrónico, seguramente tengáis ahora mismo las siglas SEO, SEM, CRO, etc. en vuestras cabezas. Y, efectivamente, todo esto es importante para encontrar soluciones a las cuestiones anteriores.

Sin embargo, ya vimos en la entrevista que María Sánchez realizó a Luís M. Villanueva , organizador del II congreso Internet 3.0, que los 3 grandes errores que se cometen en las páginas web en cuanto a conversión son:

  1. Pensar que lo sabemos todo en vez de hacer pruebas (test A/B), y así dejar a nuestro público que nos diga lo que realmente quiere ver.
  1. No destacar suficiente nuestro objetivo final dentro de una página principal.
  1. Obsesionarnos con las visitas y olvidarnos de la página a donde van a parar dichas visitas.

 

Y enfatiza en que se suele insistir en que las empresas deberían apostar por mejorar el ratio de conversiones (Conversion Rate Optimization, CRO). Aún así, y  posiblemente por desconocimiento, el CRO es un tema que la gente no acaba poniendo en práctica.

En esta línea, Natzir Turrado, Consultor SEO y Analista Web, comentaba en otra entrevista de Web Conversion Master que uno de los tres grandes errores que se cometen en las páginas web es pensar que sabemos lo que quieren los usuarios y, por tanto, hacemos cambios sin probarlos previamente.

Por estos motivos, nos gustaría explicar aquí en detalle la técnica más conocida que nos permitirá mejorar el ratio de conversiones (CRO) de vuestra web y, además, proporcionar algunas ideas para mejorar la conversión en webs con poco tráfico.

 

El Test A/B como técnica para mejorar el ratio de conversiones (CRO)

El Test A/B es una de las formas más fáciles de incrementar el ratio de conversión de nuestro sitio web y de, sobretodo, aprender bastante sobre nuestros usuarios.

Básicamente, la técnica de Test A/B consiste en proponer uno o más cambios en nuestra web (por ejemplo, cambiar un texto, el color de un botón o la distribución de los elementos) que creemos lograrán que más visitantes hagan lo que nosotros queremos que hagan (comprar, compartir contenidos, suscribirse, etc.), y analizar si tales cambios realmente consiguen cumplir nuestros objetivos.

Existen diferentes herramientas y servicios que nos permiten generar fácilmente las diferentes alternativas de nuestra página web, y que se encargan de realizar de forma automática el Test A/B (es decir, dividen el tráfico de nuestra web entre una u otra alternativa), así como de calcular y mostrar los resultados generados en la prueba. Algunos de estos servicios son, por ejemplo, Optimizely y Visual Website Optimizer (genéricos) o Nelio A/B Testing (específico para WordPress).

Si queréis conocer más acerca de cómo funciona el Test A/B, y en particular cómo lo podemos usar en WordPress en cinco sencillos pasos, podéis ver el artículo de David Aguilera publicado en elultimoblog.com.

De entre estos, uno de los pasos cruciales es el de analizar los resultados del Test A/B. Los resultados obtenidos han de ser estadísticamente significativos, es decir que tenemos que saber con qué confianza (entendiendo confianza como un porcentaje estadístico sobre los resultados obtenidos) la información que se nos está proporcionando tiene sentido, y sólo aceptar los resultados como válidos si la confianza supera un cierto umbral (un 95% o 99% sobre 100%, habitualmente). Y esto normalmente se consigue cuando los tests se han realizado durante un mínimo de tiempo o con un gran volumen de usuarios.

 

El Test A/B en webs con poco tráfico

Y la pregunta del millón es, si mi web tiene poco tráfico, ¿tiene sentido realizar Tests A/B? ¿puedo conseguir resultados que sean estadísticamente significativos?

La respuesta es sí, pero esto se consigue sólo cuando la diferencia de los resultados entre las alternativas es suficientemente grande como para que se pueda conseguir una confianza en la validez de los resultados suficientemente aceptable. Por ejemplo, si la Versión A tiene 60 visitantes y convierten 10 y la Versión B tiene 70 visitantes y convierten 25. La diferencia es suficiente como para considerar que la Versión B es mejor alternativa que la A. Podemos ver el detalle de este cálculo en una calculadora de test A/B como esta que te enlazamos (http://elem.com/~btilly/effective-ab-testing/g-test-calculator.html). No obstante, si te asustas con la estadística, no te preocupes por ello.

Nuestro objetivo en el caso de tener una web con poco tráfico es diseñar tests A/B que generen diferencias de resultados importantes. Para ello existen un conjunto de recomendaciones de tipos de tests A/B que deberías realizar:

Recomendaciones

 

 

  • Testea elementos de alto impacto: a veces aunque puedas estar interesado en un elemento en concreto de tu web que creas que es importante, lo más fácil es centrarse en aquellos elementos que realmente son clave para tus visitantes. Por ejemplo, en vez de testear textos concretos, cambia una imagen que aparezca de forma destacada en tu página principal. De este modo te asuguras que propones variaciones sobre elementos que la mayoría de visitantes ven. Adapta tu objetivo de conversión hacia estos elementos y obtendrás resultados antes.
  • Construye alternativas radicales: si te limitas a hacer cambios pequeños entre dos alternativas, tardarás demasiado en tener diferencias significativas. Haz tests con grandes cambios como por ejemplo cambiar de forma radical el contenido de la landing page o el diseño completo de la web.
  • Reduce el número de alternativas: cuantas más alternativas generes, más tiempo tardarás en tener resultados significativos. Si estás planteando tener diversos cambios (cambiar la forma de un botón, cambiar su color, cambiar su posición, etc.), no generes todas las variaciones posibles. Opta sólo por las dos versiones más diferentes entre sí. De este modo la reacción de tus visitantes será más destacable que si haces muchos cambios muy poco diferentes entre ellos.

Multivariate Test

 

 

  • Haz testing de amplio espectro: una opción interesante es realizar tests A/B con elementos que aparecen en varias páginas, como por ejemplo los banners que tienes en la cabecera o en la barra lateral, o incluso los menús. Estos elementos se encuentra en la mayoría de tus páginas. Así, aumentarás las posibilidades de obtener resultados antes.
  • Haz testing secuencial. La mayoría de herramientas para realizar tests A/B te permiten que crees simultáneamente muchos tests. Con webs con poco tráfico, una opción alternativa es limitarse a hacer un test A/A, donde primero analizar los datos de todos los visitantes al entrar en una página durante un tiempo, más tarde realizar un cambio sobre ese contenido, y entonces ver si los resultados que obtenemos son diferentes. En vez de probar varias alternativas a la vez dividiendo nuestro tráfico total, probamos una alternativa cada vez, con lo que cada alternativa tiene un tráfico global mayor.
  • Atrae tráfico durante el test. Como ya llevamos comentando a lo largo de esta entrada, es crucial que los resultados obtenidos sean estadísticamente significativos. Cuanto más tráfico llegue a las páginas que están participando en un test, antes obtendrás resultados. A veces un esfuerzo extra puede ahorrarte tiempo. ¿Cómo? Haciendo publicidad de promociones especiales de tus productos o servicios, aumentando tu presupuesto en Google Adwords, etc. Todo aquellos que nos traiga más tráfico nos sirve para aumentar las posibilidades de éxito en nuestras pruebas.

 

Ahora ya sabes que si tienes un sitio web con poco tráfico, no sólo te has de preocupar en aumentar el número de visitas, sino que también has de tener como una prioridad el hecho de intentar aumentar la conversión y sacar el máximo provecho de tu tráfico actual, y está claro que dispones de herramientas y técnicas para conseguirlo. Una de ellas, es el test A/B, y si estamos hablando de hacerlo en WordPress, tu opción es Nelio A/B Testing.

 

Ruth Raventós

Co-fundadora de Nelio Software