video-tutoriales

A estas alturas, seguro que habrás experimentado más de una vez la rapidez con la que se mueve todo en el mundo online. Debemos aprender que los usuarios que se relacionan con nuestra negocio en la red, no actúan de igual forma que aquellos que lo hacen desde fuera. Su forma de acceder a nuestros contenidos es distinta y sus necesidades diferentes. Necesitan encontrar lo que buscan de forma inmediata, sin esperar lo más mínimo. Precísamente por esta razón debemos actualizar nuestra forma de llegar a ese público y ofrecer nuestra información, productos, servicios, etc. de forma adecuada y, sobretodo rápida.

Una de las formas de ofrecer contenido de manera rápida y cómoda para nuestro público, son los vídeo-tutoriales. Píldoras de información que otorgan un “plus” a nuestra línea de comunicación y cuentan con muchas ventajas que nos pueden ayudar a obtener más conversiones. Sin embargo, hay que saber cómo utilizarlos de forma adecuada, de lo contrario, nuestros esfuerzos no valdrán la pena.

Si estáis interesados en saber más acerca de estos vídeo-tutoriales, os animo a seguir leyendo este post en el que decubriréis cómo realizar una buena ejecución con un mejor resultado.

Para todos aquellos que piensen que realizar un vídeo-tutorial es cuestión de “coser y cantar” les recomiendo que olviden esa filosofía cuanto antes. Realizar este tipo de vídeos es una labor que implica un nivel de profesionalidad bastante alto, para que el resultado obtenido pueda llegar a convertir a nuestros usuarios.

En uno de nuestros anteriores artículos te contábamos la efectividad que tenían los vídeos ubicados en la home de tu página y los diferentes tipos de vídeos que se utilizaban en ese emplazamiento. Si lo recuerdas, distinguíamos entre varías modalidades: vídeos demostrativos, vídeos de expertos, vídeos testimoniales, vídeos de marca, etc. El vídeo-tutorial es otra de las modalidades que puedes seleccionar. Veamos sus características:

  • Fácil asimilación de la información

Con la ayuda de un vídeo-tutorial puedes aportar un enfoque diferente a la información que quieras transmitir a tus usuarios. Como bien sabes, tu público ya no pierde tiempo en leer tus contenidos, prefiere recibir un estímulo mucho más fácil de asimilar como el el formato audiovisual. Aprovechando esta premisa, lo inteligente es ofrecerle al público lo que busca.

  • Personalización de la figura empresarial

Un vídeo es siempre una buena opción para aumentar el nivel de personalización de tu negocio. Es aconsejable que incluyas la figura de un interlocutor en tus vídeos para que éste se identifique con tus usuarios y actúe como una figura representativa de la empresa.

  • Satisfacción de necesidades de los usuarios

Información rápida y útil. Esa es la clave para satisfacer a tus usuarios. Aporta un valor añadido con tus vídeos para que se conviertan en dosis de información útil para tu público. Ganarás conversiones y sobretodo, mejorarás y actualizarás tu canal de comunicación.

  • Mejor posicionamiento

Como seguramente sabrás, la inclusión de vídeos en tu página web afecta positivamente a su posicionamiento. Al efectuar una búsqueda, Google intenta mostrar la mayor variedad de resultados posible y es común que, entre esa lista, se incluyan vídeos o, en nuestro caso, vídeo-tutoriales.

¿TODAS LAS EMPRESAS PUEDEN REALIZAR VÍDEO-TUTORIALES?

Como siempre te digo, cualquier acción de comunicación tiene que tener un sentido; debe responder a un objetivo determinado. No podemos empezar a realizar vído-tutoriales o cualquier otro tipo de vídeos sólo por que éstos constituyan la nueva tendencia. Eso no sería nada productivo. Es necesario contar con una estrategia previa y planificar todo con antelación.

Muchas empresas se lanzan al vacío creando infinidad de contenidos audiovisuales que consumen muchos recursos pero que, finalmente, no reportan ningún beneficio.

En respuesta a la pregunta de este apartado diremos que, sí, todas las empresas pueden realizar vídeo-tutoriales. Lo difícil es que todas ellas realicen buenas piezas sin que ello constituya un malgasto de recursos. Como hemos destacado anteriormente, no basta con “hacer por hacer” hay que realizar audiovisuales profesionales y coherentes con nuestro negocio y con el mensaje que queremos transmitir.

El objetivo de un vídeo-tutorial es aportar información de utilidad a tus usuarios. Si no cuentas con esta premisa, mejor olvídate. Veamos algunos ejemplos:

La empresa de estética Maybelline NY ha creado una serie de video-tutoriales en los que enseña a sus usuarios prácticos trucos de belleza. Esto le sirve además para promocionar de una forma sencilla (y poco intrusiva) sus productos entre su público.

En este otro ejemplo la agencia de fotografía LF Photo nos explica algunos trucos de iluminación a la hora de realizar una fotografía. Como ves, es una forma fácil y profesional de dirigirse a su público y aportar información de utilidad.

¿DE QUÉ ME SIRVE REALIZAR VÍDEO-TUTORIALES?

  • Incentivar el interés de tus usuarios hacia tu producto

Tu público está cansado de que le cuentes lo maravilloso que es tu producto. Da un giro a tu mensaje comercial y demuestra cuáles son los resultados reales que pueden conseguir con él. Aumenta su interés seduciéndoles con todas los beneficios que podrán obtener. Pero no lo hagas con promesas, sino con hechos.

  • Demostrar tu grado de profesionalidad

Una de las grandes ventajas que puedes obtener gracias a los vídeo-tutoriales, es demostrar a tu público que realmente eres un profesional entendido en tu campo. Si vuelcas tus conocimientos en tus piezas audiovisuales y das crédito de tu experiencia aumentarás tu credibilidad así como la confianza de tu público hacia tu negocio.

  • Establecerte como una referencia en el sector

Si haces tu deberes bien y tus vídeos aportan una utilidad real a tu público, en poco tiempo verás que tu comunidad de seguidores crece considerablemente. Esto te ayudará a consolidar tu imagen y a establecerte como un experto en tu sector.

¿QUÉ PUEDO CONTAR YO?

Anteriormente hemos dicho que todas las empresas pueden realizar este tipo de audiovisuales. Pero lo difícil es saber qué contar. Es posible que, al leer este post, pienses: “De acuerdo, yo no soy una marca reconocida ni tengo un producto estrella ¿Qué puedo contar que interesa a mis usuarios?”

Esa pregunta es el punto de inicio. ¿Qué contar? Seguramente desde ese mismo punto partió la empresa “Regalarflores.net” antes de realizar sus video-tutoriales.
A partir de ahí, surgieron una serie de vídeo-tutoriales como el siguiente:

Como ya hemos apuntado, la clave es pensar en lo que necesita o puede necesitar tu público. En su caso, esta empresa podría haber realizado una serie de audiovisuales sobre, por ejemplo, qué tipo de plantas regalar en cada ocasión. Pero decidió centrarse en su cuidado y mantenimiento quizá porque era un aspecto más útil para sus usuarios. El caso es que, sea como sea, sus más de 30.000 visualizaciones dan fe del éxito que han llegado a conseguir con tan sólo un vídeo.

CUÉNTALO EN YOUTUBE

Si existe una plataforma estrella para la difusión de tus piezas audiovisuales esa es Youtube. En este sentido, lo más recomendable es que crees un canal específico para tus vídeos.

En él podrás presentar de forma sencilla y ordenada todos los contenidos. Sin embargo es recomendable que investigues bien para sacarle todo el potencial a esta herramienta.

canal_webconversionmaster

INGREDIENTES DE UN BUEN VÍDEO-TUTORIAL

  • Utilidad

Este primer ingrediente es el más importante. Un tutorial es una lección o una explicación sobre la forma y manera en la que se debe hacer algo. En nuestro caso, ese “algo” puede ser, por ejemplo, la forma en la que utilizar un producto o los diferentes usos que podemos sacar de él. Sea como sea, lo importante es que esa información sea de utilidad para el público. Es decir, que realmente el usuario esté interesado y vea como una buena inversión el tiempo que ha empleado en ver nuestro vídeo-tutorial. Si esto falla, será muy difícil que la conversión llegue a buen puerto.

  • Narrador

Es aconsejable que durante la visualización de tu vídeo-tutorial aparezca alguna persona que actúe como narrador. Como ya hemos apuntado anteriormente, esto aportará un grado de personalización muy positivo a tu pieza y además te permitirá interactuar de forma más directa con tu público. Para ello debes encontrar a algún comunicador/a que conecte con tu público y sepa transmitir tu mensaje de forma efectiva y persuasiva. El carisma de tu interlocutor (en el caso de que lo tengas) contituye el 50% del éxito de tu vídeo.

  • Elementos gráficos y enlaces

Los elementos gráficos son muy importante en un buen vídeo-tutorial, por eso es necesario que apoyes tus argumentos o las ideas principales que quieras transmitir con ayuda de diagramas, flechas, esquemas, etc. Todo ello con el objetivo de que tus usuarios asimilen fácilmente los conceptos.

  • Equipo de grabación

Si vas a hacerlo, hazlo bien. Es importantísimo que cuides al detalle el equipo técnico que vayas a emplear en la realización de tu vídeo-tutorial. Un acabado profesional y una buena calidad de imagen garantizan un buen resultado. Si fuese necesario, solicita la ayuda de profesionales, será una buena apuesta.

  • Equipo de edición

Si el proceso de producción es importante, el de post-producción es igualmente esencial. Un vídeo-tutorial bien realizado marcará la diferencia entre una empresa profesional que cuida al detalle sus contenidos y una empresa que no presta atención a su línea comunicacional ni tampoco a las necesidades de su público.

 

Y hasta aquí nuestro post de hoy. Esperamos que hayas extraído todos nuestros consejos y asimilado las ideas necesarias para crear videotutoriales de 10!!

¡Nos vemos en el próximo post!